Markdown Cheat Sheet

Headlines
# Headline 1
## Headline 2
### Headline 3

Styling
*italic*
**bold**
~~strike through~~

Links
http://url.com
[link text](http://www.url.com)

Quotes
> Quote text
***Johnny Author***

Images
![image alt text](image url)
***Image caption, description***

Horizontal rule
---

Inline Code
`var name = "John Doe";`

Code block with syntax highlighting
``` codelanguage
function foo() {
  return bar;
}
```

Bulleted list
- item 1
- item 2
- item 3

Numbered list
1. item 1
2. item 2
3. item 3

Clases virtuales: ¿Qué es la frustración y cómo se presenta en la primera infancia?

A partir de la foto viral de un niño angustiado después de una clase online de su jardín de infantes, reflexionamos sobre la importancia de continuar acompañando a nuestra comunidad a gestionar de manera sana todas las emociones que se presentan. Por ejemplo, la frustración. Para aprender más sobre este tema, conversamos con Noelia Romero, Psicopedagoga y Prof. de Nivel Inicial.

Clases virtuales: ¿Qué es la frustración y cómo se presenta en la primera infancia?

El aprendizaje a distancia puede mantenernos más seguros del coronavirus, pero eso no significa que sea fácil para los niños, niñas, educadores, educadoras o las familias.

A partir de la foto viral de un niño angustiado después de una clase online de su jardín de infantes, reflexionamos sobre la importancia de continuar acompañando a nuestra comunidad a gestionar de manera sana todas las emociones que se presentan frente a una realidad que tiene más dudas que certezas.

Sabemos que las emociones son más contagiosas que el Covid-19. Y lo importante es aprender a gestionarlas de forma saludable y entender ¿qué información viene a darme esa emoción?.

Foto Viral: Llanto y frustración en un niño de 5 años después del jardín

En los últimos días se hizo viral la foto de un niño de 5 años llorando frente a una clase virtual de su jardín de infantes, en una escuela en el condado de Coweta, Georgia.

Jana Coombs (su madre) dijo que compartió la foto para mostrar lo difícil que es el aprendizaje remoto para muchos niños y familias. “Tomé esta foto para mostrar la realidad porque sé que no es el único niño abrumado", sostuvo Jana, quien difundió la imagen del pequeño vía Facebook.

"Los padres tenemos que hacer malabares con la casa, atender a un bebé, recibir cinco mil correos electrónicos al día de los maestros y tratar de mantenerse al día con diferentes aplicaciones, diferentes códigos, diferentes plataformas. Y lidiar con algunos enlaces que no funcionan", expresó la mujer. Jana también contó cómo después de tomar la foto, llamó a su hijo para acurrucarse en el sofá y "le dí muchos abrazos, halagos y amor mientras tomábamos un descanso necesario. Yo estaba llorando junto con él".

Frustración

Para aprender más sobre este tema, conversamos con Noelia Romero, Psicopedagoga y Prof. de Nivel Inicial.

¿Qué es y cómo se presenta la frustración en la primera infancia?

La frustración es una emoción que sentimos cuando algo que deseamos, que anhelamos, que queremos, no se dá de la forma que esperábamos. En el caso de la infancia, se dá cuando, por ejemplo, se le pone un límite al niño diciendo que no, que no puede hacer determinada cosa o situación. Cabe destacar que poner un límite es sano en la primera infancia. La frustración también se presenta cuando se le exige al niño cosas que no está preparado para hacer para su edad o para su desarrollo biológico, psicológico.

Cuando se exige, en el niño, capacidades y habilidades que todavía no está preparado para realizarlas y entenderlas, siente que no puede cumplir con aquello que se espera de él y que también espera de sí mismo. A veces en ese deseo está el querer agradar a los adultos, mamá, papá, familia, docente.

¿Cómo se presenta? Se manifiesta a través de la angustia, el berrinche, el llanto, el enojo

¿Cuándo debemos preocuparnos?

Debemos preocuparnos cuando esta frustración es constante y frente a situaciones cotidianas. O cuando se presentan actitudes violentas y peligrosas hacia sí mismo. Por ejemplo, no querer comer, encerrarse y no querer hablar con nadie en periodos largos de tiempo, una angustia que le impida realizar sus actividades de manera cotidiana, lastimarse a sí mismo o a otros.
Es importante observar cuando esta frustración afecta de manera continua en su aprendizaje

¿Cómo deberían gestionar esa emoción las familias?

La familia debe validar esta emoción. ¿Cómo? Diciéndole al niño que “es natural que pase”, “te acompaño”, “te entiendo”, “entiendo que esto te enoje, te ponga triste”, “¿querés que te dé un abrazo?”, “¿Cómo te puedo ayudar?”.

Alt Text

No debemos tapar ni reprimir la emoción, sino generar la comodidad para que el niño o niña pueda expresar qué es lo que le provoca esa frustración. De esta manera podremos reflexionar junto con el niño o niña, dependiendo de la edad que tenga, sobre qué otras acciones podemos hacer. Por ejemplo, entrenar el cerebro en positivo. Enseñarle a que si nos equivocamos, estamos aprendiendo. ¡Hay que intentarlo de nuevo!. Recordarle que no somos perfectos y que no siempre las cosas van a salir como esperábamos. Aquí también debemos prestar atención a cómo la familia toma el concepto del error. Debemos disfrutar del proceso, de los aprendizajes.
El ejemplo de los adultos es el mejor maestro. Una cosa es decirle al niño y otra que con hechos no demostremos lo que estamos queriendo enseñar. El niño aprende de lo que ve.

¿Y las educadoras o educadores? Teniendo en cuenta la comunicación a distancia

Es nuestra responsabilidad como docentes revisar, en este tiempo de confinamiento por la pandemia, que contenido y saberes estamos tomando como prioritarios.
¿Realmente estamos teniendo en cuenta cómo aprende un niño pequeño? ¿Cuánto le estamos exigiendo? Tengamos en cuenta que estamos enseñando a través de una pantalla y de manera virtual. Si bien, en algunas circunstancias puede ser un motor de aprendizaje y un vehículo realmente efectivo, en otras situaciones puede jugarnos una mala pasada.

La característica principal del niño es que aprende jugando. Tareas por medio de fotocopias, correos, whatsapp, solo provocan un malestar en el niño que sin lugar a dudas se ve haciendo actividades que no quiere hacer, no puede y no le genera un aprendizaje significativo. Debemos involucrarlo para que aprenda en el hacer.

Alt Text

Como docentes, ¿estamos estimulando esa frustración o estamos acompañando ese aprendizaje? ¿Cómo tomamos el error? ¿Lo sancionamos? ¿Lo marcamos?

A pesar de que nos estamos comunicando a través de una pantalla, el afecto, la mirada hacia los niños, tiene que estar siempre presente. ¿Qué es más importante, poner a prueba al niño o acompañarlo y que sienta que lo escuchamos, lo entendemos?

¿Cómo podemos enseñar al niño o niña a tolerar la frustración?

Siempre mediante juegos. Para exteriorizar la frustración podemos ofrecer expresiones emocionales, como cantar, gritar, pintar, jugar, dibujar, llorar, estar solos, escuchar música. Todas las acciones que nos permitan canalizar esta emoción para luego volver a intentarlo.

Las palabras de aliento por parte de los adultos son fundamentales. No se trata de minimizar la situación sino la energía negativa y el poder que le damos al error para acompañar con un “Yo creo en vos”. Se trata de afianzar el amor hacia las habilidades que tiene. “Te escucho”, “Me importas”, enseñan al niño que se puede equivocar y que eso no modifica el amor que tenemos hacia él.

¿Existen juegos o dinámicas que podemos hacer con las familias o en una clase virtual?

Podemos generar espacios y alternativas para que el niño juegue en casa. Tomando a su hogar como un laboratorio donde cocinando o haciendo una huerta trabajamos ciencias naturales y también matemáticas porque tomamos medidas, con la biografía de nuestros abuelos trabajamos ciencias sociales, entre miles opciones más cotidianas que involucran al niño. Así él se siente feliz porque está haciendo algo que lo conecta con su realidad

Armo y desarmo

Un juego que suelo proponer con los niños y niñas es armar casitas con naipes, una estructura o un rompecabezas y después desarmarlo. Implica todo un esfuerzo armar un rompecabezas o casita y para después ¡desarmarlo! Y si, no pasa nada. ¿Por qué? porque lo importante es disfrutar el proceso de armarlo. Pero ¡llegué a un resultado!. Bueno, ahora lo desarmo. Así pasa en la vida también.

Alt Text

¿Qué cambiarías de la escuela?

Algo que yo siempre le pregunto a mis pacientes de todas las edades. Si ustedes tuvieran una varita mágica y pudieran cambiar 5 cosas ¿Qué cambiarían de la escuela o el jardín? ¿qué les parece si dibujamos esas cosas nuevas que agregaremos al jardín o la escuela?

Sueños

Propongamos al niño o niña dibujar sus sueños. Guardarlos y atesorarlos en un lugar. No perdamos la magia de la creatividad. Esa curiosidad innata que tiene el niño por aprender. Cuando hay una emoción involucrada en el aprendizaje, el niño aprende. Entonces todos aquellos juegos o actividades que permitan que el niño se involucre, sirven para fomentar el error como un aprendizaje y para que cada vez que aparezca la frustración la podamos trabajar de esta manera, sin inhibirla, sin coartarla, sin dejar de mirarla y sacarla hacia afuera. Sin juzgarla


¿Te gustaría leer más?

Recibe artículos con información de calidad sobre el nivel inicial.

Clases virtuales: ¿Qué es la frustración y cómo se presenta en la primera infancia?

A partir de la foto viral de un niño angustiado después de una clase online de su jardín de infantes, reflexionamos sobre la importancia de continuar acompañando a nuestra comunidad a gestionar de manera sana todas las emociones que se presentan. Por ejemplo, la frustración. Para aprender más sobre este tema, conversamos con Noelia Romero, Psicopedagoga y Prof. de Nivel Inicial.

Luces, cámara … clases: México volvió a las aulas por radio y TV

Millones de niños y niñas de México regresaron a clases con base en un sistema que combina clases en línea, educación por televisión abierta y programación por radio en lenguas indígenas.