Markdown Cheat Sheet

Headlines
# Headline 1
## Headline 2
### Headline 3

Styling
*italic*
**bold**
~~strike through~~

Links
http://url.com
[link text](http://www.url.com)

Quotes
> Quote text
***Johnny Author***

Images
![image alt text](image url)
***Image caption, description***

Horizontal rule
---

Inline Code
`var name = "John Doe";`

Code block with syntax highlighting
``` codelanguage
function foo() {
  return bar;
}
```

Bulleted list
- item 1
- item 2
- item 3

Numbered list
1. item 1
2. item 2
3. item 3

En el jardín se desarrolla el futuro

En el jardín se desarrolla el futuro

“Se cree que el jardín cumple una función de cuidado de los niños y no de enseñanza”

Esto nos llevó a preguntarnos por qué esta sensación se repite en las maestras de educación parvularia: ¿Cuál es el constructo social en torno al nivel inicial? ¿Apoyo o descalificación?

Con esta nota queremos responder esta pregunta y sumar una voz más a explicar por qué el nivel inicial es indispensable.

El nivel de educación más desarrollado

Analizando en profundidad encontramos que esta construcción social se desprende de dos malinterpretaciones: que los niños van al jardín a jugar y que el jardín es solo un lugar para cuidar niños mientras sus padres trabajan.

Por esta razón, las maestras de nivel inicial han desarrollado una mirada integral e implementaron diferentes pedagogías muy innovadoras.

La mayoría de estas pedagogías utilizan técnicas que relacionan el aprendizaje al juego. Este uso del juego como técnica de desarrollo cognitivo muchas veces genera confusión en las personas ajenas al nivel, ya que solo ven un juego y no ven la complejidad que hay por detrás.

Alt Text

Lo que para un padre puede ser un juego con texturas para un niño puede ser un medio para desarrollar:

  1. Socialización
  2. Lenguaje oral
  3. Lenguaje escrito
  4. Lenguaje Gráfico
  5. Capacidades motoras
  6. Resolución de problemas
  7. Pensamiento matemático
  8. Pensamiento hipotético

A diferencia de los otros niveles educativos, el jardín de infantes presenta una experiencia única e irrepetible para el niño y presenta un momento para estimular las bases de su desarrollo para el resto de los niveles educativos.

Mucho más que un lugar para estar

Los jardines maternales e infantiles surgieron a finales del siglo XVIII con la llegada de especialistas en pedagogía de países europeos y de estados unidos. Estas primeras profesionales se opusieron al poder eclesiástico y al poder político que dejaban a la mujer y al niño por fuera de los sistemas educativos.

Durante el siglo XIX el rol de la mujer fue transformándose y con su mayor independencia llegó la necesidad de las familias de cuidar a sus niños. De esta manera hacia fines del siglo, los jardines infantiles se volvieron masivos.

Como nos cuenta la Lic. Luisa Vidal, directora de Creativity Guatemala “El cerebro humano alcanza el 80% de su desarrollo en los primeros 5 años de vida. Las funciones ejecutivas que determinan la base del aprendizaje se desarrolla durante la educación inicial. Es por eso que es indispensable que el niño tenga una correcta estimulación temprana.”

De esta forma, gracias a la necesidad de las familias de que alguien cuide de sus hijos, los jardines se masificaron y luego se descubrió las implicancias de fomentar este desarrollo en la edad temprana.

Hoy la familia no debería elegir un jardín para que cuide a su hijo, sino que debería entender que ese jardín cumplirá un rol fundamental en el desarrollo cognitivo, social y emocional de su niño.

Alt Text

Andrea Elisa Maisenti trabaja en dos jardines: un maternal y el otro es un jardín de infantes que comienza en Preescolar. En su experiencia se encuentra con niños que han pasado por una educación temprana y también con alumnos que no lo han hecho:

**“Hay un abismo entre los niños que egresan de un jardín maternal comparado con los que ingresan a una sala de cinco por primera vez.

La diferencia que se ve en lo cognitivo, lo emocional y lo social es muy grande. Cuando nos encontramos con niños que no han tenido enseñanza temprana vemos un desfase en sus capacidades que en los primeros años de escolaridad se sentirán como una gran frustración y una gran falta.”*

También Andrea nos cuenta que no es todo responsabilidad del jardín, sino que este es solo una de las caras de la moneda.

“Desde ya la familia también cumple un rol fundamental en el desarrollo del niño. La buena alimentación, el buen clima familia y el acompañamiento desde casa son pilares fundamentales para la estimulación de los niños en la primer infancia”.

La responsabilidad del estado

En algunos países como en Argentina, la enseñanza oficial es obligatoria desde los 4 años. Esto hace que las familias se vean obligadas a llevar a sus niños a los jardines de infantes y hace unos años se está trabajando para que sea obligatoria desde los 3 años.

En otros países, como en Guatemala o en Chile, no es obligatorio. Esto presenta un problema para los centros educativos ya que contribuye a nublar la mirada sobre la importancia de la educación en la edad temprana, pero además, perjudica a los niños ya que no todos ingresan al nivel primario en las mismas condiciones.

El impacto se observa en el bienestar físico y motriz, en las habilidades lingüísticas, la comprensión de conceptos matemáticos, la capacidad de sostener la atención y autorregular el propio proceso de aprendizaje y las emociones, entre otros.

Las consecuencias de no asumir esto repercute en la economía y en el progreso general de la sociedad. La inversión integral, efectiva, sostenida y de calidad en nuestros niños, niñas y adolescentes debe convertirse en una política nacional que combine los esfuerzos de la sociedad civil, el sector privado y, por supuesto, el Estado.

Como mencionamos los primeros tres años de vida en el desarrollo de los niños es fundamental ya que:

  1. Los niños establecen la mayor cantidad de conexiones cerebrales en esa edad.
  2. Comienzan a tener conocimiento de su cuerpo y de sus gustos.
  3. Comprenden lo importante que es socializar con otros niños y las formas adecuadas de hacerlo.
  4. Están en el proceso de construcción de su personalidad y su lenguaje para comunicarse.
  5. Adquieren autonomía e independencia

El hecho de comenzar la educación inicial en ningún momento es sinónimo de dejar todo en mano de las maestras y del colegio o jardín de infancia, es un trabajo en conjunto donde lo aprendido en casa marcará la pauta del accionar del niño fuera de ella.

Es por esta razón, que se deben seguir modelos de educación enfocados en valores positivos y refuerzo diario de lo que va aprendiendo por fuera, es la forma más segura de inculcar bases que sean sostenibles en el tiempo.


¿Te gustaría saber más? Pruébalo gratis por 15 días

1. Compártenos tus datos de contacto.
2. Un asesor se comunicará contigo para darte más información y resolver tus consultas.
3. Puedes hacer una demostración personalizada y una prueba gratuita de 15 días.

Cómo el Libro Digital ayuda a las fonoaudiólogas

Prepara el 2023 con la agenda digital exclusiva para kinders y guarderías